La Agencia Espacial Europea (ESA): Un organismo de carácter paneuropeo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La Agencia Espacial Europea (ESA): Un organismo de carácter paneuropeo

Mensaje  Un andaluz el Dom 01 Jun 2014, 19:40



Tras el final de la II Guerra Mundial, los Estados Unidos y la Unión Soviética (URSS) se pusieron a la cabeza del desarrollo de la tecnología de los misiles balísticos y de su aplicación a las actividades espaciales. Pronto quedó en evidencia que los países europeos no estaban en posición de competir en igualdad de condiciones en esa carrera de forma individual, pese a los esfuerzos en tal sentido del Reino Unido y, en especial, de Francia.

En 1961, bajo la presidencia de Charles de Gaulle, se creó en Francia el CNES (Centre National d’ Etudes Spatiales), con el objetivo de coordinar las actividades espaciales francesas. Un año más tarde se iniciaba el desarrollo del primer lanzador espacial francés, el Diamant, un pequeño vehículo de tres etapas de entre 19 y 21 metros de alto capaz de satelizar cargas de sólo 150-200 kilogramos en órbita terrestre baja, cohete que en 1965 pondría en el espacio el primer satélite francés, el Asterix. Este lanzamiento, y los tres siguientes, se realizaron desde la base de Hammaguir (Argelia), pero a partir de 1967 se realizaron desde el Centre Spatial Guyanais o “Centro Espacial de la Guayana francesa” (departamento francés de ultramar, al norte de Brasil). El Diamant se mantuvo en servicio hasta 1973, contabilizando un total de 42 lanzamientos, 10 de ellos terminados en fracaso.



Por su parte, los británicos habían desarrollado en la segunda mitad de los años 50 el misil de alcance medio (MRBM) Blue Streak. El Blue Streak era un cohete de una sola etapa bastante avanzado para su época. Diseñado por Havilland Aircraft Company y propulsado por motores Rolls Royce, pesaba 90 toneladas, medía 19 metros de alto y podía lanzar una cabeza de combate termonuclear de 1.360 kilogramos a 4.000 kilómetros de distancia, alcanzando una altitud máxima de 250 kilómetros. Lamentablemente, y como ocurrió con otros muchos brillantes proyectos aeroespaciales británicos de aquellos años, el programa fue cancelado en 1960 por cuestiones de costes, privando al Reino Unido del desarrollo de la que podría haber sido una familia de potentes vectores de lanzamiento. De hecho, para tratar de paliar los efectos negativos de la cancelación, el gobierno británico propuso emplear el misil como primera etapa de un lanzador de satélites, idea que más tarde se plasmaría, como ya veremos, en los cohetes Europa de la ELDO.

Conscientes de estas limitaciones, los distintos países europeos terminaron por aceptar la realidad de que sólo uniendo esfuerzos podrían alcanzar cierto grado de independencia en materia espacial. Por ello en marzo de 1962 nacía la ELDO (European Launcher Development Organisation u “Organización Europea para el Desarrollo de Lanzaderas”) y en junio se creaba la ESRO (European Space Research Organisation u “Organización Europea para la Investigación Espacial”), organismo orientado al desarrollo de satélites. La ELDO estaba integrada por Alemania, Australia, Bélgica, Francia, Italia, Holanda y Reino Unido y la ESRO, que vería la luz en 1964, la formaban los mismos países más Dinamarca, España, Suecia y Suiza.

Como parte de la infraestructura de la ESRO surgieron el ESTEC (European Space Research and Technology Centre o “Centro Europeo de Investigación y Tecnología Espacial”) en Noordwijk (Países Bajos), que se encargaría del desarrollo de satélites y vehículos espaciales, y la ESOC (European Space Operations Centre o “Centro Europeo de Operaciones Espaciales”) en Darmstadt (Alemania), responsable del control de las misiones espaciales.

Sin demasiados problemas, la ESRO desarrolló en la segunda mitad de la década de los sesenta sus primeros satélites científicos: el ESRO I (para realizar estudios de la ionosfera y auroras polares), el ESRO II (rayos cósmicos y rayos X solares) y el HEOS A1 (viento solar y espacio interplanetario), que serían lanzados por los cohetes estadounidenses Scout y Thor-Delta, de tal modo que en 1970 la ESRO tenía 3 satélites en órbita y 22 experimentos en curso.

En 1973, con el acuerdo global de todos los países miembros, se aprobaron algunos proyectos fundamentales para el futuro de la Europa espacial: el Spacelab, el programa Ariane y el Marots. Pero la decisión más importante y trascendente fue la de la creación de la ESA.

Más problemática, y a la postre fracasada, fue la existencia de la ELDO. Su proyecto estrella fue el lanzador Europa. Cada etapa fue desarrollada por un país diferente: la primera etapa no era sino el cuerpo del misil británico Blue Streak; la segunda etapa era francesa y la tercera, alemana. La cofia fue desarrollada por Italia, mientras que Bélgica y Holanda se encargaron de los sistemas de seguimiento. El resultado fue un cohete de 33 metros de altura y 105 toneladas diseñado para poner en órbita geoestacionaria{7} cargas de entre 200 y 300 kilogramos.

Entre 1964 y 1971 se sucedieron once lanzamientos de prueba de las distintas etapas y del cohete completo, fallando siete de ellos. Los problemas surgidos en la segunda y tercera etapas dieron al traste con los tres intentos de lanzamiento de satélites que se produjeron entre 1968 y 1970 desde la base de lanzamiento de Woomera (Australia). En noviembre de 1971 se lanzó el Tras ello se canceló el programa y Francia tomó las riendas del esfuerzo espacial europeo a través de la ESA y del nuevo lanzador Ariane.

Fruto de la decisión de la ESRO de 1973 y del fracaso de la ELDO, en 1975 ambas organizaciones se fundieron en la ESA (European Space Agency o “Agencia Espacial Europea”). Sus miembros fundadores fueron Bélgica, Dinamarca, Francia, Alemania Occidental, Italia, Holanda, España, Suecia, Suiza, Irlanda y el Reino Unido. Más tarde se sumaron Noruega, Austria, Finlandia, Portugal, Grecia, Luxemburgo, la República Checa, Polonia y Rumanía. En el futuro se espera la incorporación de Hungría, Bulgaria y de Croacia y tiene como miembro asociado a Canadá. Está previsto que en 2014 la ESA se convierta en la agencia espacial de la Unión Europea.

Actualmente, el cuartel general de la ESA está en París, desde donde es dirigida por Jean-Jacques Dordain. Da empleo a unas 2.200 personas y en 2012 su presupuesto ascendió a unos 4.122 millones de euros. Su base de lanzamiento está en las instalaciones del CNES en Kourou.

La ESA se configuró desde sus inicios como una organización intergubernamental en la que los estados miembros participan en distintos grados en programas espaciales obligatorios y opcionales. Francia y Alemania Europa II desde Kourou, pero también fracasó (ver imagen inferior). son los principales contribuyentes (18,8% y 17,9% respectivamente), seguidas por Italia (8,7%), Reino Unido (6%), España (4,6%) y Bélgica (4,2%). Cada tres o cuatro años los estados miembros aprueban un presupuesto y un programa de acción para los años siguientes. La última conferencia tuvo lugar en Italia en noviembre de 2012 y aprobó una inversión de unos 10.000 millones de euros en actividades espaciales hasta el año 2014. De ellos, 5.000 millones irán a parar a programas científicos y al mantenimiento de la Estación Espacial Internacional (ISS), otros 3.500 millones se destinarán a centros de lanzamiento y cohetes, mientras que 2.200 millones serán para el resto de servicios de la agencia.

Una de las debilidades de la actual configuración de la ESA es que la pertenencia esta organización no impide la existencia de programas espaciales nacionales independientes o de programas conjuntos con la ESA. Por ejemplo, en el caso de Francia, el CNES tiene un presupuesto que asciende al doble de su contribución a la agencia europea. Tampoco ayuda demasiado a la consecución de una política espacial más ambiciosa el hecho de que haya programas en los que los estados miembros pueden o no participar. Es de suponer que, conforme vaya avanzando el proceso de integración política europea, se vayan unificando y recursos en el seno de la ESA.

Actualmente, el presupuesto de la ESA se divide en las siguientes partidas: observación de la Tierra (21,1%); navegación (16,7%); lanzadores (15,3%); ciencia (11,6%); vuelos tripulados (10,3%); telecomunicaciones (8,5%); actividades básicas (5,4%); presupuesto general (4,5%); exploración robótica (3,2%) y otros (3,4%).
(...)

Los vuelos tripulados

Astronaut Corps (“Cuerpo Europeo de Astronautas”), que vuelan en misiones tripuladas de EEUU y de Rusia. Esta unidad, actualmente formada por catorce miembros, depende del EAC (European Astronaut Centre o “Centro Europeo de Astronautas”) en Colonia (Alemania). Una vez asignados a una misión en concreto, pasan al Johnson Space Center de la NASA o a la “Ciudad de las Estrellas” rusa para completar su preparación. Recientemente se ha elegido a un nuevo grupo de astronautas para sustituir al precedente, del que formaba parte el español Pedro Duque.

Desde sus inicios, la ESA ha estado implicada en el vuelo espacial tripulado. Ya en 1973, la NASA y la ESRO firmaron un acuerdo para la fabricación del laboratorio presurizado modular Spacelab que, en diferentes configuraciones, fue transportado por el transbordador espacial en 25 ocasiones entre 1983 y 2000.

El laboratorio tenía cuatro componentes principales: un módulo presurizado, que a su vez contenía un laboratorio; varios palés que permitían exponer materiales y equipamiento al vacío del espacio; un túnel de acceso al módulo, y un subsistema de señalización de instrumentos.

Astronáutica: El camino de las estrellas
Hilario Gómez Saafigueroa, 2013


Acrónimo ESA
Fundación 1975
Sede París
Ámbito Flag of Europe.svg Unión Europea
Administración Jean-Jacques Dordain
Presupuesto Crecimiento 4.282 millones de € (2013)1
Propietario 20 naciones[mostrar]
Sitio web www.esa.int
Idiomas: inglés, francés y alemán
avatar
Un andaluz

Cantidad de envíos : 150
Fecha de inscripción : 10/04/2014
Edad : 31
Localización : Sevilla

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Agencia Espacial Europea (ESA): Un organismo de carácter paneuropeo

Mensaje  Un andaluz el Dom 01 Jun 2014, 19:46

Con un presupuesto anual que supera los 4000 millones de euros. La ESA es casi con toda seguridad la segunda agencia espacial internacional en importancia. Sé que mucha gente considera el gasto en I+D espacial como algo secundario a veces innecesario e incluso frívolo. Pero para no perder el pulso en competitividad internacional, Europa no puede dejar de invertir ingentes cantidades de recursos en este ámbito de la tecnología que nos ayude a seguir manteniendo una posición puntera en sectores como las telecomunicaciones.

Para acabar dejo un interesantísimo vídeo (en ingles, pero se comprende fácil) del astronauta André Kuipers, quién en 2012 filmó un paseo por el interior de la ISS.

avatar
Un andaluz

Cantidad de envíos : 150
Fecha de inscripción : 10/04/2014
Edad : 31
Localización : Sevilla

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Agencia Espacial Europea (ESA): Un organismo de carácter paneuropeo

Mensaje  Barry el Miér 04 Jun 2014, 17:39

Un andaluz escribió:Con un presupuesto anual que supera los 4000 millones de euros. La ESA es casi con toda seguridad la segunda agencia espacial internacional en importancia.
En ciertas cosillas puede... pero en muchas cosas está por detrás de la agencia espacial rusa, y en algunas incluso está por detrás del conglomerado de agencias que tiene China.

Barry

Cantidad de envíos : 2902
Fecha de inscripción : 13/08/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Agencia Espacial Europea (ESA): Un organismo de carácter paneuropeo

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.