El declive del imperio americano

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El declive del imperio americano

Mensaje  Pako el Miér 03 Ago 2011, 14:38

El declive del imperio americano

Actores en presencia en este, por ahora, penúltimo acto de ese declive: el “Tea Party”, la Cámara de Representantes, el Senado, el presidente Obama.

“Mantra” del “Tea Party”, seguramente el ganador de esta pelea: “Menos impuestos, menos gobierno”. Detrás del movimiento, variados respaldos desde el poderoso canal de TV Fox (Murdoch) hasta Grover Norquist, fundador de “Americans for Tax Justice” que aboga por disminuir el Estado “hasta que desaparezca por el agujero del fregadero”, pasando por los “birthers” (que proclaman que Obama no nació en EEUU) hasta millones en la America Profunda que no admiten un presidente negro, díganlo o no. Estados Unidos es un país profundamente conservador como Obama está teniendo ocasión de comprobar. Las ideas del “Tea Party” caen y crecen en terreno abonado.

El sistema de pesos y contrapesos de la democracia de este país tiene claras disfunciones que llevan a que, en muchas y cada vez más ocasiones, coexistan tres gobiernos: las dos cámaras del legislativo y el ejecutivo. Los demócratas están en minoría en Representantes, donde el peso, sobre todo cualitativo, del “Tea Party” se ha demostrado clave. Recuérdese además que todos los legisladores votan en función de lo que les parece mejor ( y ahí entran las contraprestaciones que obtienen para su jurisdicción, el llamado “pork barrel”).

Una vez más, Obama ha demostrado que no es ni un reformador ni un izquierdista como ensoñaciones europeas pretenden (o pretendían) hacer creer a sus auditorios. Obseso por el consenso (“bipartisanship”), en esta ocasión, una vez más, el mismo se ha logrado cediendo casi al cien por cien, especialmente archivando el alza de impuestos para los más ricos (y con la amenaza de recortes en Medicare en lo inmediato). Obama fue en la última campaña electoral el principal recolector de fondos de las grandes empresas y aspira a su reelección para la que necesita esa imprescindible fuente de financiación. Cualquier análisis de la política norteamericana que no tenga en cuenta cómo se financian los políticos o es erróneo o es malintencionado.

Antecedentes inmediatos: fué Bush con sus rebajas multimillonarias de impuestos a los ricos (que están vigentes hasta 2012 y que Obama quiso, al principio, eliminar), su gigantesco presupuesto de defensa (el precio de ser el “gendarme mundial”) y sus desastrosas guerras, la causa principal del déficit presupuestario que ahora se quiere reducir exclusivamente vía recorte de gastos.

Balance provisional, porque queda mucho por hacer en este acuerdo y es bien sabido que el diablo está en los detalles: se ha evitado, al menos de momento (algunos hablan ya, como en el reciente acuerdo europeo acerca de Grecia, que se trata de “ patear la lata calle abajo”, es decir intentar ganar tiempo sin resolver nada) la suspensión de pagos. Pero, aparte de la economía financiera y fiscal, existe la real y los indicadores recientes internos confirman debilidades claras. El recorte de gastos, eso que algunos califican como “ austeridad expansiva” (recortemos gastos y crecerá la confianza y de ahí todo para arriba), no funciona y, al contrario, ese recorte acerca la economía norteamericana a 1937, a una “double-dip recession” como ocurrió en esa fase del New Deal. Tan importante como las medidas son el momento en que se aplican. Lo que parece que están teniendo en cuenta los analistas al hablar de rebajar las calificaciones es no tanto el tema fiscal como el de la incapacidad de un crecimiento mínimo. Con importantes repercusiones en la economía mundial.

Dentro de años, cuando los historiadores busquen un punto de inflexión en el devenir del imperio norteamericano, lo situarán primero en las guerras de Afganistán e Irak y después en este suceso del techo de la deuda (en las setenta veces anteriores ha sido algo de trámite) porque, en ambos casos hay una clara manifestación externa de profundos y estructurales males internos.

Luis de Velasco en República
avatar
Pako

Cantidad de envíos : 4865
Fecha de inscripción : 08/04/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El declive del imperio americano

Mensaje  pikolin el Miér 03 Ago 2011, 18:49

Dentro de años, cuando los historiadores busquen un punto de inflexión en el devenir del imperio norteamericano, lo situarán ...

Prefiero este enfoque relacionado con los dólares americanos como moneda de reserva, realizado por Luis Perant: http://politicaapiedecalle.blogspot.com/

DOMINIQUE STRAUSS-KAHN Y LA DEUDA USA.

Vaya sinvergüenza ese Dominique. Menos mal que los yanquis no distinguen entre ricos y pobres, y le han dado su merecido. Qué satisfacción daba ver por televisión a ese granuja esposado entre dos policías, y anda que la pinta de malo que llevaba con esa barba de varios días. Lo dicho, menos mal que este mundo mundial cuenta con la democracia americana que vela por los derechos humanos, y no le tiembla el pulso a la hora de encarcelar a todo un director general del Fondo Monetario Internacional malvado y violador. Dicen que el cine es mágico, que te transporta a otro mundo. Pues imaginemos esta historia contada por los “otros”. La película podría titularse “Dominique Strauss-Kahn y la deuda USA”.

Dominique era un joven político francés muy prometedor y pronto supo rodearse de buenas compañías. Trabajó en la universidad de Stanford como profesor de economía gracias a su amistad con una tal Condoleezza Rice. También se introdujo en círculos judíos poderosos e influyentes a nivel mundial. Tal fue su compromiso con el sistema occidental que desde ambos lados del Atlántico lo auparon a lo más alto del FMI. Alcanzó tal prestigio que sería el próximo aspirante a presidente de la República Francesa por el Partido Socialista Francés.

Sin embargo, era conocido por su vida alegre. Le gustaba el buen comer, pero su debilidad eran las mujeres. Y claro, con esos defectos pronto cayó en el lado oscuro y se rodeó de gente mala, un chino, un ruso y un libio. En marzo de 2009, al chino le dio por cuestionar el predominio del dólar estadounidense como moneda de reserva. En abril de 2009, EE.UU. acepta a regañadientes la propuesta de la emisión virtual de una moneda del FMI (Derechos Especiales de Giro) y dar mayor participación a los países emergentes. En julio de 2009, el ruso tuvo otra idea, propuso pasar de la moneda virtual a emitir realmente esa moneda. Además llevó a esa reunión varios billetes nuevos en el bolsillo. El libio, más radical que el ruso, creó la primera moneda del mundo con su valor garantizado en oro y en Derechos Especiales de Giro del FMI y la iba a adoptar para su país.

Nadie sabe por qué Dominique cambia de bando. De defender los intereses de EE.UU. y la Unión Europea, pasa a impulsar el cambio propuesto por los países emergentes. Sólo queda sospechar que el poder del mundo financiero judío cambia de continente y de protagonistas. El nuevo FMI con su moneda propia también pretende someter a los paraísos fiscales. Dominique se había convertido en el cabecilla de esta rebelión anti dólar y el libio jugaba un papel clave ya que el fondo soberano de Libia es uno de los más ricos del mundo. Mira por donde, la guerra de Libia congela los planes del cártel. París y Londres intentan abrir en Benghazi un Banco Central libio de los rebeldes para apoderarse de los fondos del coronel. Las malas lenguas dicen que por orden de sus amos de Washington. También dicen que en el momento de su arresto, Dominique salía para Berlín en busca del apoyo de la alemana y del libio, cuyo apoyo era indispensable para desbloquear la situación. Menos mal que encarcelaron a Dominique, el jefe, porque el 26 de mayo de 2011 en la Cumbre del G8 en Francia estaba previsto aprobar la nueva moneda. El dólar hubiese cesado como moneda de reserva, con la consiguiente suspensión de pagos de EE.UU. Adiós a la superpotencia militar y económica estadounidense para centrarse en su reestructuración interna. Adiós a la maquinita de imprimir dólares.

Dominique estuvo arrestado, o secuestrado durante diez días. El FMI se paralizó y dejó en suspenso los problemas del euro y la deuda de Grecia, pero el dólar se salvó. Dominique dimitió y rápidamente fue liberado. Pese a las protestas del chino y ruso, el FMI ha vuelto al buen camino, Christine, otra que hizo carrera en EE.UU., está encargada de ello. El techo de la deuda estadounidense, el Congreso, los Demócratas y los Republicanos serían el grueso del guión de la segunda parte de esta película.
avatar
pikolin

Cantidad de envíos : 287
Fecha de inscripción : 14/01/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El declive del imperio americano

Mensaje  Invitado el Mar 09 Ago 2011, 06:35

El futuro es del BRIC , o sea Brasil,Rusia,Índia y China

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El declive del imperio americano

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.